• conexionculturalmex

Doble exposición de Rufino Tamayo

A 120 años de su partida


La Secretaría de Cultura, a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), celebra el natalicio de Rufino Tamayo a través de dos grandes exhibiciones de su vida y su obra. A partir del 9 de octubre de 2019 podremos disfrutar el bello arte de este revolucionario pintor en el museo que lleva su propio nombre, Museo Rufino Tamayo, Ubicado en la Ciudad de México.


Bajo el nombre: 11 ÓIeos de Tamayo en la Colección, y Pintura y dibujos para murales, las exposiciones buscan mostrar gran parte de las vivencias y legado pictórico del autor que llegó a cambiar la forma en que se representa el arte en México.


La primera de estas buscará enfocarse en las pinturas del artista, mostrando la riqueza de sus obras y pensamiento; se exhibirán los cuadros que formaron el acervo original durante la apertura del museo.

Mientras tanto, la segunda se enfocará en la carrera y el desarrollo artístico de Tamayo, exhibiendo estudios y bocetos para proyectos murales, fotografías y material hemerográfico de la época, destinados a contar la vida y obra del pintor.




Rufino del Carmen Arellanes Tamayo, considerado como uno de los pintores mexicanos más importantes del siglo XX, nació el 26 de agosto de 1899, en el barrio de Carmen Alto, Oaxaca. Luego de vivir un cambio de 180 grados con la separación de sus padres y la muerte de su madre, llegó a la Ciudad de México quedando al cuidado de su tía.

En 1915, comenzó su educación profesional y académica, cuando ingresó en la Academia de Bellas Artes de San Carlos de la Ciudad de México. Luego de ello permaneció como estudiante en la ENEBA hasta 1921, momento en el que deja la escuela y se empleó como dibujante en el departamento etnográfico del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía.


Como uno de los primeros artistas latinoamericanos que consiguió un reconocimiento y una difusión de su obra internacional, Realizó su primera exposición en 1926, y en 1933, luego de sus andanzas por el extranjero,  creó su primer mural que lo llevaría más lejos en el mundo del arte.


Tamayo experimentó con el impresionismo, el fauvismo, el cubismo y el futurismo mezclándolos con en el arte prehispánico, generando un estilo propio ligado a sus raíces. En total, el artista pintó más de mil óleos, 452 pinturas gráficas, 358 dibujos, 20 esculturas y 22 murales.


Las dos exposiciones, a cargo del curador Juan Carlos Pereda, son una representación de la vida y el pensamiento de uno de los artistas más prolíferos del siglo XX.


¡La vida de un gigante expuesta en uno de los mejores recintos, Museo Tamayo!