Al mal tiempo, buena cara

El mundo requería urgentemente un respiro, hacer pausa, limpiar pulmones, cargar oxígeno y darnos oooooooooootra oportunidad. Los tsunamis, los huracanes, los ciclones, el cambio climático, las erupciones volcánicas; nada ha sido suficiente. Esperemos que este catarro chino nos ayude a reflexionar, a apreciar la vida, la calidad del aire, a plantar un árbol y enseñarle al hijo que el libro lo podemos reescribir juntos; a pedir perdón por los daños causados.

El mayor proyecto de humanidad llamado hombre aún tiene esperanza. Mostremos que podemos convivir en sociedad como seres racionales y espirituales; el exceso de información y la incidencia de los medios de comunicación a través de la propaganda, la publicidad y el dominio subliminal han causado una fuerte influencia e inversión en la escala de valores, éticos, morales, políticos, religiosos y sociales.

La incomunicación, la soledad y la rebeldía hoy en día son los mejores consejeros de la juventud ante todo lo que suene a norma y moralidad.

Nos urge reflexionar junto a jóvenes y niños ante la presencia del desencanto y la desesperanza.

La pandemia que vive hoy la humanidad es una oportunidad para apostar a la reconstrucción de la esperanza, la armonía y la superación ante cualquier dificultad por terrible que esta aparente ser.

Resinifiquemos los valores de la Voluntad Superior; la disciplina, la autonomía, el respeto, la identidad y la responsabilidad.

Construyamos una nueva convivencia a partir de nuestra calidad de seres humanos que fallan, que se equivocan pero que no dejan de soñar; seres humanos que tienen ideales, que piensan y razonan, que buscan salidas distintas a las de la sociedad violenta en que vivimos.

La capacidad de auto observación, autocontrol, autoevaluación, autocritica, autoformación, autoconocimiento y autodisciplina son las mejores herramientas para confraternizar en armonía con nuestros hermanos.

Convivamos desde el perdón, la paz, la justicia y el respeto por un mundo mejor.


Redacción: Jorge Sánchez


0 vistas

© 2020 by Conexión Cultural

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube